Trabajar en el paraíso

La crisis que ha provocado la pandemia de la Covid-19 ha hecho que muchos aspectos de nuestra vida cambien radicalmente. No solo tenemos que usar mascarilla en la calle, o gel hidroalcohólico al entrar en los sitios. También ha supuesto familiarizarse con algunos términos como PCR, estudio serológico o inmunidad de rebaño. Sin embargo, en uno de los aspectos que más ha cambiado nuestro día a día esta crisis es en el del trabajo. Y es que, hasta hace menos de un año, muchas personas no conocían lo que era teletrabajar.

Más allá de la oficina

Es posible que más de una persona entrara en un pequeño ataque de pánico cuando se enteró de que tenía que empezar a trabajar desde casa. Tenemos que admitir que en ocasiones puede resultar algo complejo el poder organizarse dentro de casa para poder cumplir con el horario laboral y al mismo tiempo hacer las tareas domésticas. Pero si hay alguien que cuando este momento crítico llegó tenían eso más que aprendido, esos son los nómadas digitales, ¿los conoces?

Puede que al leer la palabra nómada estés pensando en una película de aventuras y alguien con una camiseta enrollada en la cabeza bajo el sol ardiente del desierto, pero estos no son de esos… Salvo que ellos quieran, claro. Cada vez son más las personas que trabajan en remoto o de forma completamente autónoma y que deciden aprovechar esta circunstancia particular para descubrir el mundo mientras desarrollan su actividad profesional. Sí, sí, viajar y trabajar al mismo tiempo es algo 100% compatible.

El camino del nómada

Seguro que ahora mismo te estás preguntando, ¿cómo lo hacen? La respuesta es sencilla, los nómadas digitales buscan lugares nuevos que descubrir, pero también necesitan que tengan todas las comodidades esenciales para poder desarrollar su trabajo de forma eficaz y segura. Y, no te vamos a mentir, el bolsillo también cuenta, por eso la mayoría de ellos opta por lugares con un coste de vida equilibrado.

Algunos de los aspectos que más valoran los nómadas digitales son el hecho de que su destino tenga una buena calidad de conexión a internet, que exista libertad de prensa, que se trate de lugares seguros, que tengan buen clima e incluso que gocen de un alto nivel de igualdad. Y es precisamente la combinación de todos estos factores la que ha convertido a las Islas Canarias en uno de los mejores destinos para trabajar por los nómadas digitales.

Canarias en el Top 10

Nomadlist es el portal de referencia para todos los nómadas digitales que trabajan alrededor del mundo y recientemente ha elaborado una lista de los 10 mejores destinos para teletrabajar en el que las Islas Canarias gozan de una posición privilegiada ya que las dos capitales de provincia se han colado en él.

La calidad de vida, el clima y el bienestar de las Islas se ha ganado el corazón de los nómadas digitales y son una de las 10 mejores opciones para ellos. La primera en abrirse a los nómadas digitales fue Gran Canaria, pero gracias a la iniciativa del Gobierno de Canarias son ahora las dos islas las que destacan. Con Tenerife en sexto lugar y Gran Canaria en séptimo podemos afirmar que Canarias tiene un gran futuro como destino para estos nómadas digitales.

Nuevos lugares

Ahora que Canarias está situada entre los mejores destinos para teletrabajar es hora de que el resto de islas encuentre su lugar. Si estás planteándote darle una oportunidad a ser nómada digital quizás en Staymar puedas encontrar el lugar perfecto en el que comenzar a trabajar desde un paraíso llamado Lanzarote.