Remax nos da las claves que definirán el sector inmobiliario tras la crisis de la Covid19

La crisis provocada por la pandemia de la Covid 19 ha afectado a todos los sectores productivos, de una manera u otra, esta pandemia marcará un antes y después. Las opiniones de los expertos son variadas, pero los datos no dejan lugar a dudas, los Estados de Alarma decretados, las medidas de distanciamiento social impuestas a la población han tenido su traslación al sector inomobiliario, con una importante reducción de las operaciones de compraventa de viviendas y alquiler.

En palabras de Javier Sierra, presidente de Remax España, esta crisis también transformará la industria de la intermediación inmobiliaria. Compartimos algunas de sus previsiones. En líneas generales, más allá de la previsible caída de precios, esta crisis será muy destructiva, y afectará a todo el año, aunque es previsible que no dure tanto como la crisis anterior. Se ha constatado una importante reducción de la demanda, la oferta por otro lado puede aumentar significativamente, con lo que los precios caerán.

Muchas agencias inmobiliarias se verán abocadas al cierre. “Emergerá una industria inmobiliaria más profesional, en la que solo sobrevivirán los mejores: aquellas inmobiliarias que ofrecen los servicios más completos, una importante atención al cliente y que cuenten con equipos muy profesionales”. Tras el confinamiento será más difícil vender una vivienda y por tanto más gente va a necesitar de los servicios de intermediación inmobiliaria. Ha cambiado el soporte, el medio con el que se interactúa con los clientes, pero no los servicios. “Si tuviésemos que definir algo positivo de esta situación es nuestra adaptación a las nuevas tecnologías y sus herramientas, permitiendo permanecer en contacto constante, pudiendo ofrecer unos completos servicios sin riesgos”.

La gestión 100 % online de contratos y alquileres y las visitas virtuales a las viviendas, sean de nueva promoción o de segunda mano, para permitir a los potenciales compradores o inquilinos se hagan una idea del espacio y la distribución de los inmuebles sin tener que visitarlos físicamente, se han convertido en procedimientos habituales y cada vez más demandados. Entramos en una etapa de consolidación del mercado inmobiliario; menos oficinas y más grandes, concluye Sierra.